Cada cuatro años, las parejas se separan por el fĂștbol y por eso nos inventamos la panty mundialista.

No, no es una broma. Alguien realmente pensĂł esto.

Vicky Form, una empresa mexicana de lencería, lanzó ‘Siente el juego’: la panty inteligente que sincroniza la tensión del partido con sus vibraciones. Porque las mujeres “hasta hoy no han compartido con sus parejas la pasión” de un partido, dice su sitio web. Y creo que sí, no estamos ni cerca, peeero
 Really?

Es a todas luces una excusa de mercadeo y probablemente una malísima idea, pero es cierto que estos días he visto videos y campañas explotando el tema de todas las maneras posibles: el calendario para que ella no lo moleste, las reglas de la casa durante el Mundial (todo burlåndose un tanto de cómo se altera la pareja por la afición masculina). Entonces, ¿nos vamos a poner puristas cuando los protagonistas de la campaña son la mujer y el sexo?

No voy a entrar a si realmente me sentarĂ­a junto a mi chico viendo televisiĂłn đŸ“ș mientras yo ando en una sesiĂłn de placer. Porque empecemos por aceptar que tu chico no te quiere ‘al ladito’ durante el juego (de hecho hay viewing sessions #NotGirlsAllowed). Aunque sĂ­ entiendo que a algunas nos gustarĂ­a eso de “compartir la emociĂłn”. No sĂ© si nos gustarĂ­a compartir 90 minutos frente al televisor con un solo gol, though.

Advertisement

Tampoco creo que estarĂ­a en mi cuarto en estas cuando todos estĂĄn en la sala viendo un partido de fĂștbol. AdemĂĄs, no tomamos en cuenta el horario de los partidos, son durante la mañana o el dĂ­a. En pleno horario laboral pues, y aunque uno puede prender la tele de la oficina, Âżte vas a escapar al baño encender tu panty?: quĂ© cutre đŸ€ą.

Creo que, again, sĂ­ hay mujeres que disfrutan del fĂștbol -y muchas mĂĄs que disfrutan del sexo-, de hecho muchas (o casi todas), harĂĄn ambas cosas durante el mes del Mundial, no necesariamente por el valor del deporte per se sino por un sentido de patria, watercooler conversation o simplemente FOMO. No hace falta la panty, pues.

Pero lo que me llamó la atención de este comercial es ese intento por explicar la naturaleza del placer femenino y la intención de la compañía en cuestión de que la mujer sea un poco dueña de él (al menos eso dicen sus slogans en redes sociales). Aunque no creo que lo hayan logrado con la prenda mundialista, de repente es una buena metåfora para que ellos y nosotras entendamos un poquito mejor el tema. Ademås de ser un flop de marketing.

Advertisement

No es que todas seamos iguales, pero aunque creo que jugar con nosotras -solas o acompañadas- y nuestro deseo es tan placentero como necesario, honestamente no quisiera pensar que hacerlo durante un partido -completamente ignorada por tu pareja, pero ‘conectada’ con el juego- sea la vĂ­a y mucho menos de “empoderamiento”. Pero esto Ășltimo es otro tema.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicaciĂłn en nuestro blog como una contribuciĂłn al debate pĂșblico. La(s) visiĂłn(es) expresadas allĂ­ pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es). Este contenido no representa la visiĂłn de Univision Entretenimiento o la de su lĂ­nea editorial.