La ahora famosa tecnolog√≠a del VAR (video assistant referee) deber√≠a haber llegado hace tiempo al Mundial de F√ļtbol. ¬ŅCu√°ntos goles m√°s se hubieran marcado, o se hubieran evitado, incluyendo la famosa ‚úč ‚Äėmano de Dios‚Äô? Otra ser√≠a la historia de los campeones del mundo.

La implementación de este apoyo de video con la repetición de imágenes para revisión de los árbitros desató una gran controversia en torno al impacto que tendría en el juego.

Se dijo que afectar√≠a la esencia de los partidos, que deja a criterio del √°rbitro las decisiones finales en torno a jugadas controversiales. Pero todos sabemos que el √°rbitro no lo puede ver todo por la velocidad y la naturaleza del f√ļtbol.

Se dijo tambi√©n que la revisi√≥n del video alterar√≠a el ritmo del partido al causar largas interrupciones. Nada de eso ha sucedido; al contrario, hemos comprobado que el VAR es una herramienta √ļtil que nos ha dejado m√°s satisfechos con el trabajo de los √°rbitros en busca de decisiones justas y el respeto a las reglas de juego.

En la primera fase del Mundial los resultados de 6 partidos fueron alterados luego de que los árbitros revisaran el VAR y cambiaran su decisión inicial.

Advertisement

Hubieran podido ser más si los referís se hubieran tomado el tiempo de consultar el video de otras jugadas de penal o de fuera de lugar bastante dudosas.

La FIFA deber√≠a ir mucho m√°s all√° del VAR y emprender una verdadera revoluci√≥n si permite a las mujeres ser √°rbitros de los partidos del f√ļtbol masculino.

Las mujeres √°rbitro ya incursionaron en un Mundial masculino de la FIFA. Varias fueron jueces de l√≠nea en el mundial sub 17 del a√Īo pasado que se jug√≥ en India.

Advertisement

Pero no las quiero ver de asistentes como monjas sirviendo a los sacerdotes; yo las quiero ver dando órdenes, impartiendo respeto en la cancha, promoviendo el juego limpio, tomando decisiones cruciales, sacando tarjetas; habilitando jugadas o anulando goles con la ayuda del VAR en los partidos del Mundial de mayores.

Si hubiese √°rbitras esas revisiones aumentar√≠an. Las mujeres ūüĎ© nos tomamos el tiempo para tomar determinaciones, especialmente cuando se trata de hacer justicia en un evento que desata pasiones como una Copa del Mundo.

No me imagino a los jugadores sacando pecho y enfrentando a las √°rbitras con sus reclamos.

Advertisement

No me imagino a los jugadores acosando a las √°rbitras con comentarios machistas, sexistas o con elogios que suenan a acoso o denigran a la mujer; ni incluso me imagino un posible manoseo. Muchos se tendr√°n que controlar y morder la lengua para evitar ser expulsados.

Varias mujeres han roto los moldes al incursionar en este mundo machista.

Rosa Bonet en Espa√Īa, Bibiana Steinhaus en Alemania, Virginia Tovar en M√©xico, Claudia Umpi√©rrez en Uruguay, Silvia Reyes en Per√ļ, Gisela Trucco de Argentina, Ana Paula Oliveira y Fernanda Colombo en Brasil son apenas un ejemplo de valent√≠a y determinaci√≥n para ganarse un puesto en comisiones arbitrales dominadas por hombres. Han tenido que sortear todo tipo de obst√°culos, discriminaci√≥n e insultos.

Advertisement

‚ÄúTu sitio est√° en la cocina‚ÄĚ, ‚Äúand√° a lavar los platos‚ÄĚ, son algunos de los comentarios -por no mencionar otros m√°s subidos de tono- que tienen que soportar las √°rbitras y que tienen ver con la supuesta insatisfacci√≥n sexual. Son parte de sus relatos, lo que en algunos casos les ha costado multas a los clubes, suspensiones de jugadores e incluso contemplar demandas judiciales.

Si la FIFA quiere hacer un gran aporte a la igualdad de g√©nero no solo debe aumentar el n√ļmero de ejecutivas en sus divisiones rectoras. Es hora de que veamos la promoci√≥n de m√°s mujeres dirigiendo partidos de primera divisi√≥n del f√ļtbol masculino. Es importante que incentiven y faciliten su preparaci√≥n y formaci√≥n sin impedimentos y que les den la oportunidad de lucirse en los mundiales de f√ļtbol.

Ser√≠a un mensaje de inclusi√≥n y respeto poderos√≠simo, d√°ndole a la mujer el lugar que se merece y respondiendo con una bofetada de silbato al machismo reinante en el deporte rey. Ser√≠a una contribuci√≥n progresista no solo al f√ļtbol sino para el mundo entero.

Advertisement

Yo conf√≠o en que ese movimiento de j√≥venes millennials que desaf√≠a todos los obst√°culos comience a ser protagonista de esta importante transformaci√≥n en el deporte y que las jovencitas tambi√©n sue√Īen con ser √°rbitros y se abran camino con talento y determinaci√≥n.

¬ŅSer√° mucho pedir que para el pr√≥ximo mundial la FIFA comience con incluir a mujeres en los equipos de asistencia del VAR?

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicaci√≥n en nuestro blog como una contribuci√≥n al debate p√ļblico. La(s) visi√≥n(es) expresadas all√≠ pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es). Este contenido no representa la visi√≥n de Univision Entretenimiento o la de su l√≠nea editorial.